Charles Chaplin, ícono inmortal del cine

Su nombre completo era Charles Spencer “Charlie” Chaplin, nació en Londres, Inglaterra un 16 de abril de 1889. Recordado por se un gran actor, humorista, compositor, productor, guionista, director, escritor.

Su fuerte era el cine mudo, donde es conocido como el símbolo del humorismo y del cine mudo en aquella época con su personaje Charlot, en la película “Ganándose el pan” le permitió dar un salto a la fama, además realizó más de 30 cortometrajes

Las películas más populares son La quimera del oro, Luces de la ciudad, Tiempos modernos y El gran dictador).

En 1928 y 1972 le otorgaron el premio Óscar Honorífico, en el 1948 fue candidato al premio Nobel de la Paz y para el 1975 lo nombraron caballero comendador de la Orden del Imperio Británico. Inconvenientes políticos ene el 1952 le llevaron a exiliarse en Suiza pasando el resto de la vida.

Tuvo cuatro esposas con las que procreó numerosos hijos.

Es importante destacar que Charles Chaplin ha sido el único “actor cómico” en ganar el Óscar. Murió en Corsier-sur-Vevey, Suiza, 25 de diciembre de 1977, pero su legado vivirá para siempre.

Diferentes ciudades han hecho un homenaje con estatuas a Charles Chaplin:

Fuente: Wikipedia

Fuente: Wikipedia

Teplice (República Checa), Chełmża (Polonia), Waterville (Irlanda), Londres (Inglaterra), Hyderabad (India), Alassio (Italia), Barcelona (España), Vevey (Suiza).

10 frases de Chaplin que nos detienen para pensar:

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos; por eso canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida…antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Mirada de cerca, la vida es una tragedia, pero vista de lejos, parece una comedia.

Ríe y el mundo reirá contigo; llora y el mundo, dándote la espalda, te dejará llorar.

Todos somos unos aficionados. La vida es tan corta que no da para más.

Sólo soy, sólo sigo siendo una sola cosa: un payaso. Eso me pone en un plano más alto que cualquier político.

La vida ha dejado de ser un chiste para mí; no le veo la gracia.

Lo malo de ser viejo es que uno no tiene cómo defenderse.

Las guerras, los conflictos, todo es negocio. Los números santifican, si matas a unos pocos eres un criminal, si asesinas a miles, eres un héroe.

A la luz de nuestros egos, todos somos monarcas destronados.

Para reír de verdad, usted debe ser capaz de llevar su dolor, ¡y jugar con él!

Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *