El éxito de El Ministerio del Tiempo

Los viajes en el tiempo nunca pasan de moda. Al menos en la ficción (y si no que se lo digan a Marty McFly). Todos hemos deseado poder viajar al pasado, ver a nuestros padres en su adolescencia, siendo los mismos cafres prepúberes que nosotros fuimos, el Madrid de la Movida…lo dicho, posibilidades infinitas. Pero, además que por mera curiosidad, apelan a un pasado común, a historias que “conocemos”.

mdt02_opt

Puede que de aquí radique el éxito que está teniendo El Ministerio del Tiempo, serie de TVE que, a punto de concluir su primera temporada, ha generado unos buenos datos de audiencia para la cadena pública y, lo que es más importante, un fiel fenómeno fan; los autodenominados ministéricos, que ya han elevado esta ficción al Olimpo de las mejores series españolas.

mdt06

De primeras los ingredientes de El Ministerio del Tiempo (MdT para los ministéricos) parecen simples: historia española y viajes por ella a través de puertas del tiempo manejadas por un Ministerio secreto. Pero esta serie va más allá. Desde la complejidad de sus personajes hasta la de sus tramas. La serie da perlas como una reunión entre Velázquez y Picasso, o un soldado medieval y una mujer novecentista pasmados ante la televisión española de los ochenta, o un Velázquez indignado por cómo se están restaurando sus obras en el siglo XXI.

Sí, puede que la serie tenga ciertas lagunas metafísicas (con la posibilidad de viajar en el tiempo, ¿cómo estableces dónde está el presente?). Pero no se puede pedir todo. Y no se puede negar el valor documental de esta serie de ficción, sí, pero que navega entre hechos que ocurrieron de verdad hilados entre otros que no. Y es que, como dijo uno de sus creadores, Javier Olivares -también creador de Isabel-, “a partir de un hecho real creamos fábula”. Como la autorización de Picasso para devolver el Picasso a España tras la Guerra Civil, o que Franco quiso entrar en la Segunda Guerra Mundial, o que el Lazarillo existió…¿Pasó esto de verdad? Esta es la pregunta por excelencia que se hace el espectador después de ver un capítulo de esta serie, lo que no les deja otra opción que rebuscar entre los libros de historia. Desde el propio perfil de twitter de la serie (@MdT_TVE) aclaran a veces estas dudas, publicando, por ejemplo, el cartel de la corrida de toros a la que Franco invitó a Himmler -la mano derecha de Hitler- o aprovechando para contarnos el origen de la canción “María Cristina me quiere gobernar” o de la palabra ‘guiri’.

mdt03

Una muy recomendable serie que se da un paseo por la historia de nuestro país con una mezcla de momentos de acción, algo de drama y pizcas de humor (¿cómo si no mezclas un soldado medieval que luchaba en Flandes con Tino Casal?).

Esta entrada fue publicada en Series, Television y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *