Los Emmys de Breaking Bad

El pasado mes escribíamos aquí sobre la añoranza de Breaking Bad. Personalmente, la mejor serie que he visto. Y mira que actualmente hay muchas buenas: Orange is the New Black, Sons of Anarchy, Homeland o True Detective son solo unos ejemplos.

Solo esta última, tal y como decía en la última publicación, logró captar una atención continuada sobre mi vena seriefila tras finalizar Breaking Bad. Se trata de una serie espectacular. Sobresaliente. Una serie en la que Matthew McCounaghey está excelso. Una clase de interpretación en toda regla. De visión obligatoria. Salvo en un caso: que acabes de dejar de fumar. Si la habéis visto, entenderéis por qué (ha sido hablar de ella y ya me han entrado ganas de echarme un cigarro).

Pues bien, ambas dos se enfrentaban en la noche del lunes al martes en la gala de los premios Emmy. Ambas competían en la categoría de drama y luchaban por varios galardones. Al final, la gran vencedora fue Breaking Bad. Seis premios se llevo la serie de la metanfetamina. Aaron Paul (Jesse Pinkman) logró el de mejor actor secundario, Anna Gunn (Skyler) el de mejor actriz secundaria, Bryan Cranstron (Walter White) el de mejor actor. Además, ha sido coronada como mejor serie de drama. A esto hay que unirle que el antepenúltimo capítulo de la serie ha sido premiado con el mejor guión del capítulo dramático.

 _bryan-cranston_-julia-louis-dreyfus-beso-grammy_140901831897___630x490

Unos Emmys 2014 que han coronado a Breaking Bad y, sobre todo, a Bryan Cranston. Su beso con Julia Louis-Dreyfus ya ha sido catalogado como el más tórrido de la historia de los premios. Eso sí, que nadie piense que fue algo espontáneo…Más allá de esto, el famoso profesor de química se hace con su cuarto galardón en la categoría de mejor actor de drama.

Curioso que Cranston hiciese historia a costa de impedir que lo hiciese McCounaghey. Al final, “True Detective” fue la gran derrotada de una noche en la que también triunfo “Modern Family” en la categoría de comedia. Duro, pero algo más esperado, fue también el varapalo de “House of Cards” que se fue de vacío. Si bien la competencia era muy dura. En otra época, podía haber supuesto un varapalo pero ahora no. Ahora compite, al igual que “True Detective” o “Juego de Tronos” contra “Breaking Bad”. Contra un coloso que arrasa todo a su paso. Al menos les queda un consuelo: no habrá más metanfetamina azul en la pequeña pantalla. Ahora, Vince Gilligan estará tranquilo. Ganaréis porque decidí acabar pensará. Y lo cierto es que razón no le falta.

Aquí os dejamos el listado de premiados de los Emmy 2014.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *