¿Los spoilers estropean las historias?

Muchos de nosotros tomamos medidas extraordinarias para evitar que nos desvelen el final de nuestras historias favoritas (un claro ejemplo es el “la-la-la-la-la” mientras nos tapamos los oídos) y confiamos en que, cuando leamos una crítica, las sorpresas queden a buen recaudo o que nos avisen con un mensaje de alerta de spoiler.

Sin embargo, un estudio de la Universidad de California, San Diego (UCSD) sugiere lo contrario: las personas que saltan a la última página del libro antes de empezarlo, tienen buena intuición y los spoilers no estropean la historia, sino que aumentan el disfrute.

El estudio, realizado por Nicholas Christenfeld y Jonathan Leavitt, del departamento de Psicología de la UCSD se basa en tres experimentos realizados sobre 12 relatos cortos de John Updike, Roald Dahl, Agatha Christie o Raymond Carver, entre otros. Cada historia se presentó tal cual o con un párrafo introductorio que descubría detalles de la historia o incluyendo ese párrafo dentro del texto, como si se tratase de parte de ella. Cada versión fue leída por al menos 30 sujetos, que prefirieron significativamente la versión en la que se desvelaban aspectos de la historia.

Leavitt, estudiante de doctorado en Psicología en el momento en que se realizó el estudio, cree que la preferencia por las historias con spoiler podría deberse a que “una vez que se sabes cómo resulta, el proceso cognitivo es más fácil y puede centrarse en una comprensión más profunda de la historia”.

Y tú, ¿qué piensas? ¿Prefieres que te cuenten qué pasará en el próximo capítulo o que mantengan la intriga?

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *